Discover La Ruta del Cobre

Aspectos de la Comuna de Machalí

La comuna abarca una superficie de 2.597 km2 que equivale al 15,8% de la superficie regional, siendo la de mayor tamaño de la región. Su población es de 52.505 habitantes (Censo Año 2017), correspondientes a un 5,7% de la población total de la región y una densidad de 20,2 hab/km2. Un 4,9% del total corresponde a población rural y un 95,1% a población urbana.

Gran parte del territorio comunal corresponde a la Cordillera de Los Andes, por lo que genera que la mayor concentración demográfica se produzca en las planicies de los valles del Río Cachapoal y principal en el sector urbano del centro de la comuna, contigua a la capital regional, esto es en los sectores de Machalí centro y Santa Teresa. A la comuna se le reconocen 4 localidades urbanas, estas son: Machalí centro; El Guindal; Santa Teresita y Coya. Además, existen caseríos rurales, tales como: Chacayes, Nogales, San Joaquín de los Mayos, Termas de Cauquenes, además de un asentamiento industrial que corresponde a la División Teniente de Codelco Chile, dentro del cual se emplazan Sewell y el centro de esquí Chapa Verde.

LUGARES DE INTERÉS

Machalí

Se le ha llamado, según el saber popular, como “tierra de brujas”, pues se dice que en el Cerro San Juan se reunían las brujas a realizar sus ritos. Sin embargo, esta es una denominación totalmente castellanizada y que denota la concepción que se tenía en la época de la ocupación española. La raíz de Machalí puede encontrarse en la expresión machi alün, “hay machis” o “existen machis”. Puede que la historia de las “brujas” del Cerro se refiera a reuniones o rogativas que machis realizaban en este lugar previamente y durante la conquista.

Durante el gobierno de Jorge Montt se dictó la “Ley de la comuna autónoma” el 22 de diciembre de 1891, que entre otras creo la comuna de Machalí. Hasta esa fecha formaba parte del Departamento de Rancagua, que incluía además a las subdelegaciones de San Joaquín, Errázuriz, Las Chacras y Machalí.

El territorio de la nueva Municipalidad de Machalí delimitaba por el Norte con el Estero La Cadena; por el Sur con la Alameda actual de Rancagua; por el Este la acequia La Compañía; y por el Oeste la línea del Ferrocarril. Esta delimitación dejó como parte de Machalí varios sectores de la actual comuna de Rancagua.

El 9 de marzo de 1894 se realizó la primera elección de regidores. Los elegidos fueron Domingo Gacitúa, Eliseo Díaz, Ramón Castro, David Aránguiz, Alberto Correa, Luis Sanfuentes, Lorenzo Campos, Juan Esteban Santelices y Santiago Aránguiz. Todos de los entonces Conservador y el Liberal.

El 6 de mayo de 1894 y dando cumplimiento a la Ley Orgánica Municipal se efectuó la primera sesión ordinaria de la Municipalidad, reunión en la que resultó elegido como el primer Alcalde don David Aránguiz Aránguiz, quien era considerado como uno de los patriarcas del pueblo y un gran consejero. Sus funciones alcaldicias las desarrolló entre 1894 y 1900. Durante ese tiempo el municipio se abocó fundamentalmente a la organización de funciones administrativas del pueblo como la reorganización de la Policía de Seguridad, la delimitación de los límites urbanos y la designación de los nombres de las calles.

A comienzos del 1900, el número de habitantes de Machalí había aumentado considerablemente y los fieles locales realizaban constantes peticiones al Arzobispo Mariano Casanova para que erigiera una parroquia en el pueblo, pues no podían ser atendidos cómodamente por el vice-Párroco, el sacerdote Manuel Gondián.

Fue así como, el 6 de noviembre de 1901, el Arzobispo de Santiago, Mariano Casanova, dictó el Auto de Erección de la nueva Parroquia de Machalí bajo la advocación de San Juan Bautista. Con este trascendental paso, se aseguró para los machalinos una nueva era en la atención espiritual, con misas frecuentes, servicios de confesionario, atención de matrimonios y defunciones, poniendo fin a un sistema en que los sacramentos y ritos de la Iglesia eran precarios y distanciados, quedando sólo el recuerdo de las misas que, esporádicamente, realizaban los sacerdotes venidos de Rancagua en carretela. La construcción quedó emplazada en calle San Juan, a un costado del actual Edificio Municipal.

El viernes 10 de junio de 2005, Machalí salta a la luz con un hecho dramático. Cerca de las nueve de la mañana, un grupo de hombres armados ingresa violentamente a la Casa de la Cultura de Machalí, donde funcionaba una plaza de pagos del Instituto de Normalización Previsional, con una ráfaga de disparos de fusiles M-16 al aire. Un camión de valores había llegado momentos antes con cerca de 80 millones de pesos destinados al pago de los pensionados de la zona. El guardia del recinto, Jaime Labraña Horta, de 24 años, responde con su arma el ataque, originando una balacera breve pero intensa, que le costaría la vida. Antes de caer mortalmente herido, Labraña logra dar muerte a uno de los asaltantes. Además los asaltantes le disparan a Evaristo Moreno Carrasco, un cuidador de autos con discapacidad mental, tres balazos que le causaron la muerte. Posteriormente el municipio le erige un monumento a Evaristo Moreno.

Casona Sanchina o Casona de Machalí

La Casona Machalí fue construida en el siglo XIX y reformada para acoger matrimonios y eventos. Esta casa patronal de la antigua hacienda La Sanchina, es una construcción de adobe y madera con muros de 50 cm. de espesor y techumbre de teja chilena. Con 2.000 m2 construidos, tiene extensos corredores bajo aleros de 2 mts, además de 10 salones, 3 patios, jardines, un gran bodegón de 600 m2 y una capilla.

En su tiempo llegó a albergar a unos 50 habitantes, de 5 familias emparentadas. Ligada a familias fundadoras de Chile como los Sánchez, los Bravo de Naveda (1548), los Fontecilla, los Vicuña, los García de la Huerta, los Aldunate, por nombrar algunas de las más antiguas, sus propietarios fueron eminentes figuras en el mundo social y político, como presbíteros, diplomáticos, diputados, senadores, ministros y Presidentes de la República.

Carretera del Cobre

La Carretera del Cobre o también conocida como la ruta H-27, es una importante vía que permite la conexión entre Rancagua y los yacimientos cupríferos de la mina El Teniente. Comienza en Rancagua, específicamente en la Casona de San China en la comuna de Machalí y finaliza en el puesto de control Los Maitenes perteneciente a Codelco. Es fundamental para la conexión del sector oriente (barrios residenciales) y el centro de la ciudad, por lo que siempre mantiene un alto flujo vehicular.

La carretera tiene una distancia de 118 km (ida), un desnivel positivo de 601 metros. La carretera cuenta con tres tramos notoriamente identificables, el primero es el tramo comprendido entre la casona de San China hasta la intersección con la ruta H-29 con una distancia de 3 km, este primer tramo se diferencia por ser un tramo notoriamente urbano con muchas construcciones para viviendas y servicios varios, cabe destacar que sus características geográficas no varían notablemente, ya que se encuentra todo dentro de la misma cota. El segundo tramo tiene una distancia de 4 km y se caracteriza principalmente por ser parte del sector productivo, se pueden ver muchas plantaciones agrícolas de hortalizas las cuales la gran mayoría son para exportaciones fuera del país, esto es posible gracias a los ricos suelos precordilleranos que contienen un buen terruño para dar una de las mejores producciones del país, la zona es ideal ya que al tener al río Cachapoal a un costado no hay problemas en cuanto a regadíos. El tercer tramo es el más extenso tiene una distancia de 11 km, se caracteriza por ser un camino de montaña con gran presencia de bosque esclerófilo casi virgen, y es muy concurrido por camiones y vehículos varios que trabajan en la mina El Teniente. Los fines de semana es muy concurrido por familias que van a la R.N. Río de los Cipreses y también por ciclistas que buscan desafíos de montaña y una gran belleza escénica, cabe destacar que esta no cuenta con ciclovías y también tiene una berma muy pequeña casi inexistente.

Mineral el Teniente (sector camino a Sewell)

El mineral El Teniente está ubicado en la Cordillera de los Andes a 80 kilómetros de la ciudad de Rancagua, a 2.500 metros de altura sobre el nivel del mar. En 1902 el ingeniero William Braden reconoció el mineral y compró las pertenencias, organizando dos años después en Nueva York la Braden Copper Company. Al año siguiente Braden y otros ingenieros iniciaron las modernas obras para explotar el mineral, comenzado su explotación en 1906. Cuatro años después, en 1910, la familia Guggenheim tomó el control de la Braden Copper Company, lo que condujo a William Braden a presentar su renuncia. En 1916, la Braden Copper Company se transformó en filial de la recién creada Kennecott Copper Company, nueva empresa de la familia Guggenheim destinada a consolidar sus inversiones mineras en una sola firma. Las sostenidas ampliaciones del yacimiento significaron el levantamiento de una moderna infraestructura -chancadoras, andariveles, fundiciones, centrales eléctricas, ferrocarriles- con una capacidad de producir unas 100 mil toneladas anuales de cobre fino. También fue necesario levantar campamentos dotados de todos los servicios necesarios para albergar a una población laboral que en 1937 constaba de 7.963 trabajadores, de los cuales 1.054 eran empleados y 6.909 obreros

Campamento Sewell

El Campamento minero Sewell, se ubica a 60 kms al Este de la ciudad de Rancagua. Está ubicado en plena Cordillera de Los Andes, en el cerro Negro, a una altura de 2.200 m.s.n.m. El lugar se asocia a la mayor mina de cobre subterránea del mundo, denominada como El Teniente. Además es la primera ciudad industrial del cobre en Chile y primer productor de este metal en el mundo. Sus orígenes se remontan a 1905, cuando el Gobierno de Chile autorizó al norteamericano William Braden a explotar la mina de cobre El Teniente. Braden construyó camino, una planta concentradora, campamentos y un tren que unía este lugar con Rancagua. En torno al primer molino del mineral (construido en 1905) y la primera fundición, se forjó el asentamiento que creció gradualmente y que más adelante se denominaría Sewell.

Desde la década de 1910, el campamento se consolidó como complejo productivo, combinando usos residenciales y de servicios, con usos tradicionales de chancado, molienda, y concentración del mineral, su fundición y labores asociadas. Se convirtió en una ciudad industrial conocida como “Ciudad de las Escaleras”, ya que su configuración urbana se adaptó a las abruptas pendientes andinas. Su época de auge se extendió entre las décadas de 1940 – 1960 alcanzando a fines de este período una población de 15.000 habitantes en 175 mil m². Ya a fines de la década del 60 fue despoblándose paulatinamente, al resolver la empresa que era más eficiente que los trabajadores vivieran en Rancagua.

Los atributos más notables son las instalaciones industriales, las edificaciones que combinan vivienda en los pisos superiores con servicios y comercio en el primero, edificaciones solo de servicios, espacios públicos y las vías de circulación interior, infraestructura eléctrica, de agua potable y alcantarillado, diseño urbano y el paisaje andino.

Museo de la gran minería del cobre

El Edificio 129 corresponde a uno de los edificios emblemáticos del campamento minero Sewell, ubicado a 1530 m.s.n.m. distante 65 km. Al oriente de Rancagua. Es un claro ejemplo de la arquitectura modernista diseñado bajo el estilo “buque”. Fue construido en el año 1936, estructurado en madera mediante el sistema constructivo “Plataforma” y revestido exteriormente en estuco de hormigón sobre malla metálica.
Se construyó originalmente como “Escuela Industrial” para la formación técnica de los hijos de trabajadores del mineral y que luego de cursar sus estudios tenían la posibilidad de ser contratados por la empresa.

La escuela funciono hasta 1976, posteriormente entre 1980 y 1995 se acondicionó para residencia de trabajadores y finalmente el año 2002 fue restaurado para habilitar la 1era etapa del “museo de la Gran Minería del Cobre”.

El museo cuenta con una superficie de 785 m2, dispuesta en 2 pisos y distribuida en 8 salas donde se muestra: El cobre en el mundo y la historia; la Geología y Mineralogía; La minería en Chile; La vida en Sewell; La Ingeniería y Seguridad Minera y el obre en las civilizaciones antiguas. Además, cuenta con una tienda de recuerdos que destacan los principales atractivos de Sewell.

Coya

Coya es una localidad ubicada en la comuna de Machalí, a las faldas de la Cordillera de Los Andes de la VI región. Se encuentra junto a la confluencia de los ríos Coya y Cachapoal. Estas tierras conformaron parte del Fundo Los Perales, primeramente, propiedad de los jesuitas y luego de diversas familias de la elite local. Si bien el territorio donde se emplaza el pueblo tiene una historia que se remite a tiempos coloniales, fue durante el siglo XX que cobró importancia. Primeramente, el Fundo Los Perales abastecerá al incipiente campamento instalado alrededor de la mina El Teniente por Braden Copper Co. en el año 1905. Sin embargo, ante la necesidad de ampliar la capacidad eléctrica del Mineral, se construyó en 1909 una central hidroeléctrica en la zona, la Casa Fuerza de Coya. A partir de esto la empresa edificó en sus alrededores la Población Americana donde vivieron los gerentes extranjeros de la empresa minera, sus familias y otros relevantes funcionarios. Paralelamente se comenzó a generar en el sector sur del Fundo Los Perales, la Población Errázuriz, llamada así en honor a don Benjamín Errázuriz, dueño de los terrenos.

Termas de Cauquenes

Las Termas de Cauquenes es uno de los centros termales más antiguos de Chile, sus instalaciones fueron construidas en pino oregón en el siglo XIX y los pabellones originales construidos en 1876. El diseño original fue restaurado conservando el estilo gótico de la construcción, así como tinas de mármol de carrara que tienen más de dos siglos, además destacan sus pisos de cerámica española.

Esta zona fue visitada por los pueblos originarios de la zona desde tiempos precolombinos y posteriormente fue manejada por los jesuitas a partir del siglo XVII.

Las termas se encuentran rodeadas por un paisaje abrupto y boscoso con árboles centenarios. Las aguas termales tienen una temperatura entre 42° y 48° Celsius y brotan desde 3 vertientes importantes. Su composición química es del tipo “cloradas” y contienen potasio, cloro, litio y magnesio entre otros minerales. Estas aguas tienen propiedades analgésicas y antinflamatorias, aliviando enfermedades de los huesos. También tiene efectos curativos en las enfermedades respiratorias.

Chacayes

Poblado típico de la precordillera de la comuna de Machalí, es un lugar básicamente de tipo campesino. Hasta el año 1967 la localidad correspondía al fundo Chacayes, el cual fue expropiado formándose el asentamiento verde valle que agrupó a sus trabajadores, los que tuvieron la posibilidad de desempeñarse en un oficio aprendido en los años que trababan la tierra, los animales y las maquinarias. Los esfuerzos iniciales se orientaron a la ganadería bovina y los caballares, pero también hubo siembra de papa. Actualmente esta localidad se organiza de manera independiente donde la mayoría de las familias poseen tierras y animales, las cuales utilizan como principal fuente de financiamiento por medio de la ganadería, agricultura y actividades de la zona.

La creciente tasa de visitación por parte de los turistas ha generado que otros tipos de emprendimientos se desarrollen en el sector, ya que se encuentra colindante a un Área Silvestre Protegida que es la Reserva Nacional Río cipreses.

Ofrece la posibilidad de practicar deportes de baja y media montaña, cabalgatas, caminatas y vida al aire libre. En la zona se realizan rodeos y competencias de riendas y otras destrezas criollas que concitan la participación de deportistas de toda la región.

La localidad tiene una fiesta tradicional que es la “Fiesta del Charquicán”, evento que atrae a miles de personas a la localidad.

Reserva nacional río Los Cipreses

Creada en el año 1985 y administrado por CONAF, esta reserva se ubica en las cercanías de la localidad de Chacayes comuna de Machalí, la reserva tiene como objetos de conservación el rio cipreses y el loro tricahue (Cyaloliseus patagonus var bloxami), que en su momento más crítico alcanzo a los 200 ejemplares, y que hoy en día se logra a recuperar el número a más de 4.000 ejemplares, también se puede ver guanacos (Lama guanicoe) en los sectores altos de la cuenca del río de los Cipreses. Otros mamíferos que es posible observar en la reserva son: puma (Puma concolor), zorro culpeo (Pseudalopex culpaeus), entre otros. La reserva se compone por el bosque esclerófilo, que alberga especies como peumo (Cryptocarya alba) asociación de quillay-litre (Quillaja saponaria-Lithrea caustica), y en los sectores de afloramientos y acarreos de material rocoso se encuentran bosquetes de ciprés de la cordillera (Austrocedrus chilensis). Al interior del valle se puede tener una vista panorámica de los glaciares presentes en el lugar y del volcán Palomo, llamado así por los glaciares que salen de sus costados como dos alas.

También cuenta con una red de senderos, 5 auto guiados (los peumos, la hacienda, puente la leona, ranchillo-maitenes y las arpas) y 1 para personas con situación de discapacidad (tricahues), en paralelo existen otros senderos que se requieren de un guía certificado por SERNATUR para poder entrar.

Se puede acceder desde Rancagua por Carretera del Cobre hasta Coya (25 km) por camino pavimentado, luego por camino de tierra en buen estado durante todo el año, hacia Pangal, cruzando el río Cachapoal por puente Chacayes y continuar hacia la reserva (16 km). Otra opción es tomar los buses o colectivos Rancagua-Coya que se toman en el Rodoviario. De Coya continuar a pie o bicicleta, por camino de tierra en buen estado durante todo el año, hasta la reserva (16 km).

En la administración de la Reserva Nacional Rio los Cipreses, se encuentra en la entrada de la reserva, existe la posibilidad de anticipar las charlas interactivas que hablan acerca de las características de la zona.
Tiene como objetivo principal entregar al visitante una muestra de los recursos culturales y naturales presentes en la reserva, de forma tal que permita un recorrido auto guiado, en los cuales se destacan los siguientes hitos: reseña histórica post colonización, fósil de los Andes, fauna y flora silvestre, senderos Mal Paso, valle Cipreses, huella indígena en la cuenca Cipreses entre otros con ambientación nocturna.

"O'Higgins Region, advancing in smart specialization"
Project financed through the Innovation Fund for Competitiveness of the O’Higgins Regional Government and its Regional Council, framed in the Regional Innovation Strategy